Aprendamos las figuras Músicales

Las figuras musicales son “símbolos” que usamos en la partitura para mostrar cuánto tiempo dura cada nota o silencio en una canción o pieza musical. Desde la redonda, que es la que tiene el sonido más largo, hasta la semifusa, que es la figura más corta, cada una tiene su propia duración.

Exploremos el ritmo

¿Te has preguntado por qué es importante entender el ritmo y para qué sirven las figuras musicales para aprender música? El ritmo y el tempo son como las bases de la música, pero a veces se mezclan y confunden con las notas musicales. Pero, ¿qué significan realmente? El ritmo se trata de cómo organizamos los sonidos y silencios usando las figuras musicales (ya lo veremos más adelante), mientras que el tempo se refiere a la velocidad con la que tocamos esos sonidos (si es rápido o lento).

¿Qué son las figuras musicales?

Las figuras musicales son “símbolos” que usamos en la partitura para mostrar cuánto tiempo dura cada nota o silencio en una canción o pieza musical. Desde la redonda, que es la que tiene el sonido más largo, hasta la semifusa, que es la figura más corta, cada una tiene su propia duración. ¡Estas figuras se pueden modificar con puntillos y ligaduras! Todas estas figuras crean piezas rítmicas que se pueden tocar con instrumentos de percusión como el tambor, platillos, claves, entre otros. (Estas figuras luego se unirán con las notas musicales para crear melodías).

Ejercicios para mejorar la precisión rítmica

Conocer las figuras musicales y mejorar la precisión rítmica es muy importante para todo músico, ya que un buen sentido del ritmo es indispensable tanto para tocar en conjunto con otros músicos como individual, y para transmitir de manera adecuada la intención musical en cada interpretación. Entre los métodos prácticos para mejorar, están los ejercicios prácticos como la subdivisión, que consiste en dividir el tiempo en subdivisiones más pequeñas, como en corcheas o semicorcheas, Empieza con un tempo que te sientas cómodo, a medida que te sientas más seguro aumenta gradualmente la velocidad manteniendo la precisión y el control. ¡Verás cómo mejora tu sensibilidad hacia el ritmo y tu capacidad para mantener la precisión en cualquier contexto musical! A continuación, se presentan algunos ejercicios específicos para practicar.

Ejemplo: lleva el pulso con las palmas y canta el ritmo de negra (Ta) y silencio de negra (Sh), recuerda que las dos son de un tiempo. Recuerda descargar la aplicación RETO MUSIC.

También es importante que escuches como suenan las figuras musicales y los ritmos para entender mejor las figuras musicales, para practicar y entender mejor los ritmos, descarga la aplicación RETO MUSIC. Esto te ayudará a desarrollar el pulso interno hacia el ritmo, haciéndolo más preciso.

El metrónomo

Este dispositivo es genial para marcar el tiempo de manera constante y precisa. Puedes encontrar versiones mecánicas o digitales que emiten sonidos a diferentes velocidades, medidas en pulsos por minuto (BPM). Su principal función es ayudarte a mantener un tempo constante y preciso mientras tocas, practicas o ensayas. Esto es clave para mantener la sincronización, ya sea en un grupo musical, una banda o una orquesta. ¡No subestimes el poder del metrónomo para mejorar tu juego musical!

Practica con el metrónomo

Inicia el metrónomo y ponlo en un tempo que sea cómodo y comienza a tocar tu instrumento con escalas, arpegios en redondas, cuando te sientas seguro del sonido, de la afinación y del tiempo subdivide a blancas, luego cambia a negras o corcheas, a medida que te sientas cómodo, experimenta con diferentes patrones rítmicos y subdivisiones para expandir tu vocabulario rítmico, utiliza ligaduras o puntillos y luego con las obras de tu repertorio. Si estás aprendiendo una nueva pieza musical es útil comenzar con un tempo más lento y luego aumentarlo gradualmente a medida que te sientas más cómodo con la pieza.

Escucha con atención

Presta atención al sonido del metrónomo mientras tocas. Asegúrate de mantener tu ritmo en línea con el metrónomo y ajusta tu interpretación según sea necesario para mantener la precisión.

Utilizar un metrónomo de manera regular en tus prácticas musicales puede ayudarte a desarrollar una sólida habilidad para mantener el tiempo y mejorar tu precisión rítmica.

Practica con pistas de acompañamiento

¿Te gustaría mejorar tu habilidad para mantener el ritmo mientras tocas? Las pistas de acompañamiento y los loops de batería pueden ser muy útiles, úsalas para tocar encima. Esto te ayudará a acostumbrarte a mantener el ritmo mientras tocas junto con otros instrumentos.

Explora diferentes compases

¿Alguna vez has escuchado hablar de los compases en la música? Son como las reglas que dictan cómo se divide el tiempo en una pieza musical. El número superior indica cuántas unidades de tiempo hay en cada compás (como redondas, blancas, negras o corcheas), y el número inferior indica qué tipo de figura musical se utiliza para medir ese tiempo. Algunos compases comunes incluyen:

Compás de 4/4 (cuatro tiempos por compás)
Compás de 3/4 (tres tiempos por compás)
Compás de 6/8 (seis tiempos por compás)

¡Explorar diferentes compases te ayudará a entender mejor cómo funciona el tiempo en la música y a mejorar tu habilidad para mantener el ritmo en cualquier situación! Para mejorar tu comprensión rítmica, recuerda descargar la app RETOMUSIC y aprende de una manera divertida.

Compartir

Blog